About Claire

Mi foto
Claire es una chica de 26 años a la que su novio un buen día le comenta que le encantaría verle tirándose a otro. A partir de lo cual, a Claire le empieza a picar la curiosidad sexual, y pretende exprimir sus encuentros en este blog.

lunes, 23 de abril de 2012

Vacaciones no tan santa. Parte III

N. ya tenía el preservativo que le había dado mi chico puesto cuando me senté sobre él, su polla empezó a rozar mi rajita hasta que ésta terminó de ceder dejándola entrar por primera vez dentro de mi. Me agarré en un lado del coche y me dejé llevar por el movimiento de mi cuerpo succionando su polla hasta el fondo de mi vagina mientras él no paraba de comerme los pezones y pellizcármelos fuertemente.


Al poco rato mi chico le pidió a N que me diera por detrás y éste muy gustoso lo hizo, se puso detrás de mí y agarrando su polla la introdujo fuertemente en mi coño ya bastante mojado y dilatado. Fijaos como de enrojecido tenía el culo de las "palmaditas" que N. me estuvo dando antes:




La verdad es que aunque me encanta que me follen por detrás la postura era bastante incomoda en el coche así que pronto cambiamos de posición, esta vez me puse yo tumbada sobre los asientos del coche y N. encima mío. Me abrió de piernas y acercó su lengua sobre mi clitoris sin parar de humedecerlo preparándolo para su polla. Se la agarró y rozándola con mi coño la fue introduciendo lentamente hasta el final. 


Estaba super cachonda en ese instante con la polla de N. durísima entrando y saliendo de mi coño mientras con mis dedos me acariciaba el clitoris para conseguir aun más placer




No podía para de gemir y gritar a cada golpe de su polla dentro de mi coño. Mi chico grabó este vídeo al que le hemos tenido que quitar el sonido porque se escuchan perfectamente mis gemidos y como le pedía a N. que no parara de follarme.


video


En ese instante apareció un coche que aparcó justo al lado nuestra, seguramente para montarse su propia fiesta, pero la nuestra era bastante llamativa así que decidimos movernos e irnos a otro sitio más tranquilo. 


Ya en ese sitio. Mi chico se animó a participar en la fiesta así que soltó la cámara y se puso en los asientos traseros junto a nosotros. Yo me senté sobre la polla de N. que seguía durísima y con el preservativo puesto lista para volver a penetrarme, mientras mi chico ponía su polla en mi boca. Estuvieron los dos follándome la boca y el coño sin parar un largo instante en el que yo solo me dejaba hacer sin parar de disfrutar con ambas pollas. 


Mi chico se apartó y volvió a agarrar la cámara para seguir grabando como mi coño se tragaba la polla de N. mientras no paraba de cabalgar sobre él.





Estábamos muy cachondos pero también cansados de hacer posturas imposibles dentro de un pequeño habitáculo así que paramos un instante, momento que el fotógrafo aprovechó para meter su polla en mi boca y correrse dentro de ella. Luego N. que quería seguir dándome placer aprovechó para enseñarme sus truquitos con las manos, y ¡vaya que truquitos!, me introdujo los dedos con fuerza dentro de mi coño y con un ritmo bestial me hizo estallar de placer. 


Habían pasado varias horas desde que nos conocimos en aquel café y todos seguíamos deseosos de seguir pero en un sitio más cómodo así que no parábamos de insistir que aquella cita tenía que continuar próximamente en una cama de un hotel. Y así será, no lo dudéis... 

domingo, 15 de abril de 2012

Vacaciones no tan santa. Parte II

Estábamos ya N y yo sentados en los asientos de atrás del coche, él ya con la polla durísima preparada para recibir mi boca y yo deseando recorrer todo su capullo con mi lengua. Así que no tardé en meterla en mi boquita. Si me seguís sabréis lo que me gusta comer una buena polla, así que la de N fue todo un placer saborearla.



Me la metía y sacaba sin parar mientras él me agarraba del pelo y me empujaba para que la tragara más. Me decía lo zorrita que era y lo bien que le comía la polla lo que me ponía aún más cachonda. Su polla también estaba a cien y yo aprovechaba para chuparle la punta mientras me invitaba a mirarle o a mirar a mi chico con mi lengua rozando su capullo.


No tardó en aprovechar, mientras yo no paraba de comérsela, a quitarme ropa, me bajó las bragas y las medias para dejar al descubierto mi coño, ya bastante empapado. También terminó de quitarme el top y el sujetador ya abierto de antes para agarrarme de las tetas con una mano mientras con la otra no paraba de masturbarme.



La verdad es que si algo me sorprendió de N gratamente fue lo bien que sabe utilizar los dedos, tanto que mientras me masturbaba no podía parar de jadear y gemir hasta tal punto que tuve que dejar de comerle la polla y, viendo como sus dedos me acercaban al orgasmo, le pajeaba lo poco que podía mientras me corría sobre él. El orgasmo me dejó exhausta, así que por un momento tuve que sentarme y descansar, pero viendo que la polla de N seguía pidiendo marcha empecé de nuevo a masturbarle mientras no parábamos de morrearnos.


Al rato N. me pidió que le hiciera una cubana, así que acercó su polla a mis tetas y las metió entre ellas


N. me trataba como su putita, y yo me sentía como tal lo que me ponía aún más cachonda. Agarraba su polla y me pegaba golpecitos en las tetas sin parar de decirme lo zorrita que era y lo cachondo que le ponía


Me chupaba los pezones o me los pellizcaba mientras yo no paraba de pajearle o meterme su polla en la boca.


Mi chico mientras tanto inmortalizaba cada instante de la noche. En ese momento N. le animó a que se pajeara mientras veía como la zorrita de su novia le estaba comiendo la polla y él, claro está, no tardó en quitarse la ropa. Mi cuerpo me pedía más polla así que le pedí que se acercase y con su polla entre los sillones delanteros del coche y mi mano aún agarrando la de N comencé a chupársela.

A mi chico ya le apetecía verme follándome a otro, no en vano había pasado algo de tiempo desde la última vez, así que le dio un preservativo a N. y le dijo que me follara.



Eso os lo contaré en la tercera parte de la historia, quizás con vídeo incluido de como N. me follaba.

martes, 10 de abril de 2012

Vacaciones no tan santa. Parte I

Hola Chicos! Como sabéis el trabajo no me deja tiempo para nada más así que he aprovechado estas vacaciones para zorrear un poco. En principio teníamos planeado quedar con un chico para antes de salir de vacaciones pero al final no pudo ser así que nos fuimos camino de la costa pensando que ya no sería hasta la vuelta cuando tendríamos los cuernos merecidos.

Sin embargo la noche antes de volver tuvimos un encuentro inesperado y morboso. Fuimos a cenar para lo cual me puse un traje que me había comprado días antes, mi chico decía que parecía una secretaria guarrilla y yo empecé a creérmelo. Me fijé en los camareros del bar que estaban más que apetecibles y quise decirle algo a alguno, pero mi chico me dijo que no era el momento. Cuando salimos de cenar estaba "contentita" tras haberme imaginado un encuentro con uno de esos camareros así que le propuse a mi novio que buscásemos un chico por Internet para esa noche y si lo encontrábamos y me gustaba me lo follaría.

Dicho y hecho, puse un mensaje en Twitter y esta foto y a los dos minutos ya teníamos candidatos.


Uno de ellos era un chico con el que ya había hablado antes y me había mandado alguna que otra foto interesante por lo que me apetecía mucho conocerlo. Así que quedamos con él en un sitio, lo recogimos y fuimos a tomar una copa. Tras varias cervezas y una conversación interesante decidimos irnos a dar una vuelta, bastante corta eso sí porque tras doblar la esquina N. (así llamaremos al chico) me agarró de las tetas e hizo lo que estaba deseando hacer en el bar bajo la atenta mirada de mi chico.




Mi chico viendo el panorama propuso irnos a un sitio más tranquilo, pero como era ya tarde y no teníamos sitio decidimos coger el coche. N y yo nos sentamos atrás mientras mi chico conducía directo a un sitio oscuro y tranquilo, mientras no paraba de mirar como ya empezábamos a morrearnos y a meternos mano.


Mientras mi chico conducía, le dijo a N que cogiera la cámara y hiciese fotos sin parar de meter mano.


N. no tardó en desabrochar mi top mientras yo ya empezaba a quitarle la ropa pues tenía muchas ganas de ir descubriendo que tenía debajo.


El también descubrió pronto que tenía debajo del sujetador y empezó a lamerme los pezones. Yo ya tenía mi mano jugando con el bulto que dejaba su pantalón y que dejaba entrever una gran polla.




Empezamos a quitarnos la ropa, él desabrochando mi sujetador y dejando al descubierto mis tetas, yo le bajé los pantalones y me puse encima para rozar su paquete con mi coño, él no paraba de chuparme las tetas y pellizcarme los pezones.


Estaba muy cachonda y tenía muchas ganas de disfrutar de esa polla que estaba rozándose con mi rajita por lo que no tarde mucho en bajarle los calzoncillos para meterla dentro de mi boquita...



Esto solo es el comienzo de una noche de sexo a la que sólo le faltó una cama para hacerla aún más especial, en la siguiente parte veréis como continuó todo.

domingo, 8 de abril de 2012

Negociaciones con final feliz

En mi trabajo tengo muchas reuniones y aunque suelo ir bastante recatada me ha apetecido alguna vez ponerme un traje con escote y poner cachondos a los asistentes, especialmente teniendo en cuenta que todos suelen ser hombres y yo la única mujer. Y más de uno me hubiese gustado acabar dándole un final feliz como en estas fotos.